jueves, 8 de diciembre de 2016

Fabrica textil de Sebastián Bassons Simó en Madrid (Cañizares, 10)



Sebastián Bassons y Encarna Sánchez pasean por Madrid (años 40)

Reseña aparecida en: Personalidades eminentes de la industria textil española, 1952
Editado por Pedro Gual Villalbí
Industria Textil Española (Anuario) - 791 páginas


Según escribió Mercedes Bassons Sánchez:

             En cuanto a la historia de Sebastián y Encarnación, que se conocieron y casaron en Mataró el 24-Julio de 1926, viviendo una temporada en la calle Pujol, donde nací yo (Mercedes) y más adelante en Fray Luis de León, donde nacieron Rosa y Ramón. Al principio trabajaban en fábricas de género de punto (casas Molforts de calcetines y Minguel) 


pero decidieron establecerse por su cuenta ayudados económicamente por su socio Sr. Rodón pero al ver que casi todos los clientes se encontraban en Madrid, y aconsejados por su representante comercial en aquella zona, Facundo Urgel, se decidieron a trasladarse a Madrid, con toda la fábrica y los tres hijos pequeños, Ramón sólo tenía 1 año (año 1934, diciembre [por error Mercedes indica 1932, pues Ramón nació en 1933]). Pero Sebastián fue más rápido en organizar el desmontaje de maquinaria y traslado por ferrocarril a Madrid que el "Sr. Urgel", que llegaron con todo a Madrid y dejando las máquinas en los "containers" en la estación de Atocha y buscando alojamiento en una pensión en la calle de la Montera, se tuvieron que dedicar a buscar local (cosa que había descuidado nuestro "amigo y socio").

Casa de Cañizares 10, primero, según Ramón Bassons Sánchez

Casa de Cañizares 10, primero, según Mercedes Bassons Sánchez

De casualidad paseando por el centro de Madrid, pasando por la calle Cañizares, vieron en el 1º piso del nº10 unos balcones con indicación de que se alquilaba, y parece que cumplía más o menos con lo que se necesitaba; un gran y destartalado piso de 500 mts, con un hermoso patio, pero sucio, con suelos de madera manchados de tinta (anteriormente había habido una imprenta). Hubo que adecentarlo rápidamente acoplando las habitaciones exteriores a la vivienda y el despacho. Con divisiones de madera y cristal se hicieron las habitaciones, que eran enormes, con puertas y techos altísimos. Teníamos cuatro balcones a la calle, uno en el despacho, dos en el dormitorio de los papás y otro en el dormitorio salita de Mercedes y Rosa. Luego había una salita de recibir, el comedor, el dormitorio de Ramón y la cocina. El baño se tuvo que hacer en el pasillo.

Claro, todo esto fue más adelante, ya que al principio nos arreglamos con las mamparas de cristal y madera.

La fábrica de calcetines se instaló en el interior con dos naves, una con las máquinas telares de hacer los calcetines, las bobinadoras, ya que venía el algodón e hilo en unas pacas o madejas grandes. También estaban allí en otra hilera las máquinas remalladoras, para cerrar las punteras de los calcetines. Todo en marcha, había bastante ruido, claro que no había entonces prohibición de instalar estas fábricas en el centro de Madrid y tampoco tuvimos nunca problemas con los vecinos, ya que daba a un patio colindante con otros patios de las calles Luis Vélez de Guevara y otras.

En el año 1936 estalló la guerra civil y se complicaron las cosas, hubo escasez de materias primas, tuvimos varios registros nocturnos, que fueron debidos a alguna denuncia, por haber visto alguna vez a un sacerdote en casa, que era hermano de uno de los representantes (Octavio Raso). En fin, con algunos sustos con los bombardeos que nos hicieron que bajáramos al sótano, cuando sonaban las sirenas... Todavía recuerdo el olor a cueva que había en los sótanos tan húmedos: papá cogió un reuma tremendo, por lo que se decidió quedarnos en el piso, aguantando rezando los zumbidos de los aviones, y la caída de un obús que pasó rozando la esquina de la casa de enfrente, agrietándola.

Con la escasez de comida que teníamos, había que hacer largas colas para conseguir algo, que estaba racionado, por cartillas de abastecimiento.

Papá consiguió colocarse en un taller que arreglaban camiones y coches, en la calle Goya, que todos los días le daban un chusco de pan y a veces una botella de vino, pero nada de sueldo.

La Sociedad BASSURGEL, S.L. se disolvió el 27 Mayo 1950, mediante Escritura de cancelación, quedando de propiedad de papá la fábrica, previo pago de la cantidad calculada según balance.

Debido a la mucha competencia, los problemas de la postguerra, la industria fue de mal en peor y a los diez años más o menos, se decidió cambiar el rumbo, desmontando toda la maquinaria. Asociándose al Sr. Juan Sansalvador, se instalaron máquinas de confección de lencería y faldas, y otras prendas de señora, convirtiéndose la fábrica en taller de confección y venta al por mayor. Este nuevo socio, abusando del buen nombre y crédito que tenía la firma de papá, se dedicó a negociar letras, que luego no respondía a tiempo. En fin, que tampoco resultó este negocio, que se tuvo que cambiar a la calle de Toledo, dejando el local vacío. Este local se realquiló a una Editorial, que les servía de almacén, con lo que podíamos hacer frente a los gastos del piso.

Poco tiempo nos duró este plan, ya que la propietaria nos obligó a dejar el piso. Cosa que nos costó bastante, ya que tardaron en marcharse los de la Editorial.

Bueno, al fin pudimos entregar las llaves y el 13 Noviembre de 1967, nos vinimos los tres, papá, mamá y yo, al piso en que yo estoy ahora, en José Arcones Gil, y nos parecía un sueño el estar aquí, ya tranquilos, aunque yo había firmado un montón de letras, comprometiendo a pagar, con mi sueldo de 5000 ptas mensuales.

Rosa Bassons Sánchez deja estos testimonios:

De los cuatro balcones que dan a la calle, al de la izquierda daba la habitación de Mercedes y Rosa, a los dos del centro la habitación de Sebastián y Encarna y al balcón de la izquierda daba el despacho de Sebastián del negocio. Al principio Ramón compartía habitación con Rosa y Mercedes, separados por un biombo (que ahora está en casa, en Rivas-Vaciamadrid). Cuando Ramón ya se hizo más grande le pusieron una habitación interior, al lado del cuarto de los hilos. La habitación no tenía ninguna ventana exterior ni interior, sólo un ventanuco a dicho almacén de hilo, la habitación contigua. Su primera cama era de 120 cm.

Facundo Urgel, que también tenía chalet en Cercedilla, en la urbanización Linar Grande, como su casa, Villa Rosa. En Villa Rosa tenían ciruelas, perales, y cerezos, avellanos y un guindo, y tenían gallinero, con pollos tomateros. Plantaban también judías verdes.

Al comenzar la Guerra Civil, el gobierno de la República ordenó la parada de la fábrica de calcetines. Aún así Sebastián ponía en marcha las máquinas cuando pensaba que el ruido no iba a ser detectado. Sin embargo una vecina, doña Luz, lo denunció y de madrugada (Sebastián estaba en pijama) vinieron los milicianos a inspeccionar la casa/fábrica, aunque no pudieron encontrar nada sospechoso. Durante los bombardeos de Madrid, en 1937-38, bajaban al sótano, que usaban de refugio. En un bombardeo cayó una bomba que causó bastantes destrozos en la Iglesia de San Sebastián (cerca de la calle Cañizares). Esto ocurrió la noche del 19 al 20/11/1936 (Saqueada durante los primeros días de la Guerra Civil, el templo fue totalmente destruido por una bomba lanzada desde un avión del ejército nacional en la noche del 19 al 20 de noviembre de 1936, siendo reconstruida entre 1943 y 1959 por el arquitecto Francisco Iñiguez Almech, quien cambió la orientación del edificio. Es así, que dos caras tiene la iglesia de San Sebastián, una que mira a los barrios bajos enfilándolos por la calle de Cañizares y otra al señorío de la plaza del Ángel). También una bomba atravesó de lado a lado la casa de unos vecinos, que eran al parecer marqueses. Rosa se acuerda de su madre Encarna recogiendo los vidrios rotos tras los bombardeos y el estrépito al verterlos en los cubos de zinc.

En la planta baja, de la calle, había una tienda llamada Establecimientos Álvarez, que vendía vajillas de loza, porcelana, etc. (Rosa aún tiene alguna pieza en su casa, platos con hilo dorado en el borde). El comercio como poco estuvo funcionando dos o tres años después de la boda de Rosa. Es el local donde ahora está Casa Patas, restaurante y tablao flamenco.

En los años 50, a mediados Sebastián Bassons actuó como socio inversor para ayudar a empresario más joven, Echevarría, a montar tienda en la calle Toledo nº 99, cerca de "la Fuentecilla" (dedicada a Fernando VII). El negocio se llamaba COSIGSA (Confecciones Signo SA) y vendían chaquetones de felpa con un escudo en la pechera, entre otras manufacturas. En esa época también comenzaron a distribuir y vender saltos de cama, toallas, colchas, etc

En la 2ª planta realquilaron a dueño de Confecciones Morais, que hacían juegos de cama, llegaron sobre 1962. Luego sobre ese año comenzaron a hacer juegos de cama, camisones para vender a través de Confecciones Signo SA COSIGSA.

Ramón Bassons Sánchez escribió

Sebastián Bassons Simó, como todos los niños, tuvo una infancia más bien corta, ya que a los 11 años (no existía regulación laboral sobre ello) comenzó a trabajar en una fábrica de cajas de cartón, con el super-salario de ¡¡3 pesetas!! semanales, que ayudaban a la economía familiar. Por la noche acudía a la escuela de primera y segunda enseñanza. Nunca pudo acceder a estudios superiores, al tener que trabajar en talleres mecánicos e industria textil, era ajustador, tornero, fresador, etc.

Su inicio en la industria textil fue en "Viuda de Minguell S.L", especializándose en máquinas de puntos elásticos "Fidelity" y "Scots y Williams" de calcetines.

Posteriormente ingresa en "Calcetines Molforts" (existe todavía) como encargado de una sección compuesta de 40 operarias, contando sólo 21 años de edad.

Se casó Sebastián el 24 Julio 1926 con Encarnación Sánchez Barba, en la iglesia de Santa María (Mataró), de profesión remalladora textil. Tuvieron tres hijos: Mercedes (17 Abril 29 - calle Pujol - Mataró), Rosa (04 Mayo 32) y Ramón (22 Nov 33), nacidos ambos en la calle Fray Luis de León nº25 (Mataró).

Se establecieron en este último domicilio, con su primer negocio textil (en 1930), calcetines y medias sport, pero escasa maquinaria y adiestrando su esposa Encarna a trabajadoras en su cometido, al ser ella profesional.

En los años siguientes de la instauración de la República en España, el ambiente político estaba bastante enrarecido, percibiéndose una crisis económica acusada que presagiaba la próxima Guerra Civil.

Ante la grave situación política y económica, deciden trasladarse a Madrid (Diciembre 1934) con maquinaria, enseres y tres niños pequeños, Ramón menos de 2 años, Rosa menos de 3, Mercedes cerca de 6. Hubo serias dificultades para instalarse en Madrid, debido a licencias municipales, por temos a que fuera industria ruidosa ubicada en el centro de la ciudad en la calle Cañizares 10 (10 minutos de Sol), piso industrial con vivienda, un tanto destartalado y antiguo, pero adecuado para el negocio.

Otro problema añadido fue contratar personal idóneo, enseñar una profesión desconocida en Madrid, ello a cargo de Sebastián y esposa, únicos conocedores del oficio.

La ventaja: en una época en la que los transportes por carretera y ferrocarril eran bastante deficientes, el nuevo negocio en Madrid podía colocar mercancía en el mercado el mismo día superando en tiempo a los fuertes competidores catalanes.

Y por fin estalla la guerra civil el 18 Julio 1936. El gobierno republicano cierra la fábrica, al no poder encontrar persona técnicamente capaz de poner en producción la empresa. Según informó el personal al Comité revolucionario, "Sólo el jefe D. Sebastián sabía cómo manejar el tinglado". Respetaron el género almacenado, no lo consideraron confiscable o válido para sus intereses.

Para poder sobrevivir en guerra merced a su conocimiento y teniendo en cuenta su especialidad en el campo mecánico se colocó en "Renault" (Avda de los Toreros) arreglando camiones republicanos White, 3HC, Dodge, Ford, etc, logrando además  que rodaran bien.

Obtenía un sueldo bajo, economato, pan y cerveza gratis (tenían barril libre en el taller).

Finalizada la guerra, por aquello de la reconciliación, y la imperiosa necesidad de poner en producción la pequeña industria textil, con 23 telares ("Scots y Williams", Linares, Fidelity) y 40 trabajadoras.

No siendo válido el dinero republicano, Sebastián contó con el valor de la mercancía almacenada durante el conflicto bélico, pudiendo ahorrar algo y así aprovechar la oferta de un chalet en la sierra Cercedilla, con 800 m2 de superficie que bautizó con el nombre de Villa Rosa en honor a su madre.

Siendo un magnífico técnico textil capaz de una pura chatarra hacer productiva la máquina en poco tiempo, no obstante no fue buen gestor comercial, aparte la falta de tiempo. O estaba en la fábrica, o estaba en la calle vendiendo sus productos.

Esto motivo que se asociara con un aragonés llamado Facundo Urgel Algarate, bien introducido en el comercio madrileño para la gestión de ventas.

Ello duró pocos años, quizá 10, terminando en pleito entre los dos, con la fábrica parada y el personal cobrando de Sebastián, haciéndose así acreedor del negocio e inclinándose el dictamen judicial a su favor.

Así continuó, luego sólo con agentes libres a comisión, y sus hijos Mercedes (oficina), Rosa (almacén) y Ramón (taller y gestiones calle).

Los tres hijos alternaban por supuesto su trabajo con los estudios.

Sebastián intento buscar otra fuente de ingresos, comprando la casa de Ferrocarril nº14 en Delicias y mesas de futbolín en bares, pero el resultado fue francamente negativo.

En los años de la postguerra, el país económicamente estaba mal e inició los trámites para emigrar a la Argentina, también con todos los enseres, maquinaria y tres hijos todavía pequeños. Era la época de Juan Domingo Perón. Argentina entonces era el granero mundial, así como despensa cárnica, gracias a lo cual España salió adelante tras el boicot mundial al régimen franquista. Sólamente Argentina, El Salvador, Portugal y USA ayudaron a España entonces.

Transcurridos algunos años y la situación política y económica más o menos normalizadas, Sebastián se planteó renovar parcialmente la maquinaria bastante obsoleta con bajo rendimiento económico, no pudiendo competir con otros fabricantes con telares automáticos de más producción y menos gasto de personal; una sola trabajadora podía controlar diez máquinas. El costo era alto y los bancos no apoyaron. Dado el buen nombre, seriedad y crédito bancario que gozaba, aconsejado por otras personas, liquidó el negocio, personal y maquinaria, casi a precio de chatarra.

Asociado con Juan Sansalvador Lacomba, gran negociante textil de confección de lencería, montaron en los locales talleres para fabricar en gran escala ropa interior femenina. El resultado fue beneficioso para otros y no para él, que daba la cara ante los bancos, saliendo a la larga perjudicada su imagen por abusos en los márgenes de riesgo en giros bancarios. Él nunca había devuelto una letra de cambio, ni figurado en el RAI (Relación Aceptados Impagados).

Sebastián se salió del negocio decepcionado, lo que afectó a su delicada salud cardiovascular, retirándose de toda actividad.

Murió en Madrid el 16/enero/1972 debido a una trombosis cerebral, ya hospitalizado en La Paz. Contaba 66 años de edad y está enterrado en el Cementerio Parroquial de Vicálvaro de Santa María la Antigua (Madrid).

_______

Hay al menos 16 variantes de envoltorios de calcetines Bassurgel, conseguidos a través de todocoleccion.net (en el rastro de Valencia). Imágenes de:

  • GRANADA, LA ALHAMBRA DESDE SAN NICOLAS
  • CÓRDOBA, LA MEZQUITA
  • LEÓN, VISTA PARCIAL
  • CORUÑA, EL PUERTO
  • BURGOS, LA CATEDRAL
  • LOGROÑO, VISTA PARCIAL
  • SEVILLA, PUENTE DE TRIANA
  • OVIEDO, LA CATEDRAL
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, VISTA PARCIAL
  • ZARAGOZA, IGLESIA DE LA SEO (2 distintas)
  • SAN SEBASTIAN, VISTA DESDE EL MONTE IGUELDO
  • MADRID, ESTANQUE DEL RETIRO
  • MADRID, CALLES DE ALCALÁ Y SEVILLA
  • SANTANDER, PUERTO CHICO





La sociedad Bassurgel, S.L. que fabricaba calcetines en la calle Cañizares nº10, se disolvió el 27/5/1950 mediante escritura de cancelación

___________________
Industria del género de punto en Mataró

http://museuslocals.diba.cat/museu/expo/2777788

http://culturamataro.cat/ca/museu-i-exposicions/museu-de-mataro/can-marfa/exposicio-permanent
___________________

Otras historias de la casa de Cañizares 10 y el barrio más cercano
CASA PATAS Y CONSERVATORIO FLAMENCO

https://musicaypitanzas.com/2014/01/28/la-calle-de-canizares-iglesias-palacetes-y-fantasmas/

https://todosobremadrid.com/que-hacer/calle-de-los-canizares/

http://conocemadrid.blogspot.com.es/2008/10/plaza-de-tirso-de-molina.html

Ahora está en la planta baja la Casa Patas, restaurante y tablao flamenco, así como en la primera planta la Fundación- conservatorio de música flamenca



http://www.casapatas.com/index.asp

http://www.fundacioncasapatas.com/

SALA DE AUDIENCIA DEL JUZGADO NUMERO 7 DE MADRID

Durante los años 70's el primer piso fue dedicado a Sala de audiencia del JUZGADO NUMERO 7 (situado en la calle de Cañizares, núm. 10, primero) donde en 1971 se celebraron juicios de faltas, al menos:

http://www.bibliotecavirtualmadrid.org/bvmadrid_publicacion/i18n/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1089322

FABRICA DE ÓPTICA

En la calle Cañizares anteriormente hubo un establecimiento dedicado a la óptica relacionado con la desamortización de la Real Fábrica de Cristales del Real Sitio de San Ildefonso (Par. 5.1.1.2 de la tesis del enlace "COMERCIO E INDUSTRIA MADRILEÑOS EN LA TRANSICIÓN DEL ANTIGUO RÉGIMEN AL SISTEMA LIBERAL (1788-1833) de Mariano Caballero Espericueta)

http://biblioteca.ucm.es/tesis/ghi/ucm-t29567.pdf

Según la cual:

…Por todo ello, consintió dividir la fábrica y arrendarla a dos grupos: uno de ellos era el formado por los maestros Juan Sarriet y Antonio Juan, otro grupo estaba encabezado por José Vel. Además del fraccionamiento en dos de la fábrica, parte de sus herramientas fue vendida a particulares como José Lagrú, que compró instrumentos de grabado, y Antonio Maglia, a quien el Estado regaló los correspondientes al departamento de óptica14. José Vel, además de encabezar uno de los grupos instalados en la fábrica, se interesó por los útiles existentes en el almacén de Madrid. Por otra parte, en 1811, Francisco Wal, maestro de anteojos y tornería de la Real Fábrica de Cristales, estableció una fábrica en la calle Cañizares, frente a San Sebastián, en donde se elaboraban “anteojos, microscopios, ópticas, cámaras oscuras, máquinas eléctricas y telescopios”15.

14 Con los mismos, puso en funcionamiento una Fábrica de cristales y óptica en la calle Alcalá.

15 H.M.M. Sign. F18/6(62) Diario de Madrid nº 32, martes 29 de octubre de 1811, pág. 489.

Es una curiosa casualidad que el padre de Sebastián Bassons, Francisco Bassons, trabajó en la Real Fábrica de Cristales del Real Sitio de San Ildefonso (La Granja) a principios del S.XX 

COMERCIO DE LIBROS Y MÚSICA (Cañizares, 12)

En los Diarios de Madrid del LUNES 1.° DE ENERO DE 1838 al SABADO 30 DE JUNIO DE 1838, aparecen anuncios en repetidas ocasiones sobre venta de libros (baratillo de libros) y otras mercaderías como partituras musicales e instrumentos de música, muebles, ropas militares y civiles, enseres litúrgicos, intermediación para venta de casas, suministro de criados, préstamo de dinero (casa de empeño), etc, en el nº12 de la calle:

http://books.googleusercontent.com/books/content?req=AKW5Qaf2D-DCxtEZb0HZgMnal38I-g_rv9Ru5FR2H1qbAfUjOsqeFhz0QebVvALsU04wJXHouO052oXNKi_VKYn2Uku6Y7xULGl82_CTay0ITg7OtNOmhQbc26vos1LhjV-6mHAKjMuiBYTNG71GLZ6nxB4WTzPFjKft9iBIfKM6lUTzDbCSBOa82HiT8ibarblXFOREA4uCbUW5dhUqPj2CE52Kn2oBoV8PAQNauQoH45oXtTXQwG6qaTHFieNPpt5pDz4vhgtD

Por ejemplo, el 4 de Enero de 1838 se publicaba:

EL ARTISTA,
La colección completa que consta de 65 cuadernos y 93 estampas con las portadas se halla de venta en la ajencía de la calle de Cañizares, número 12 : en la misma se compran libros, música moderna y periódicos atrasados; también se admiten para su venta sin exijír nada por el depósito.

Y el 13 de Enero de 1838 se publicaba:


LIBROS. 
En la ajencia de la calle de Cañizares se venden los siguientes: Historia del emperador Carlos V, par Robersont, 4 tomos en 4.° 120 rs. ; Obras de Moratín, 6 tomos papel lino, y laminas 136; id. de Horacio, traducidas por Burgos, 4 tomos 60; de Buffon, última edicion de Barcelona en 59 tomos y 51 entregas de laminas con los 3 tomos en 4.° de la historia natural del jénero humano, por Vircy 600; de Lord Byron, 6 tomos con 13 láminas en francés 110; Orijen de los cultos, 2 lomos 16; Fr. Gerundio, 5 tomos 34 ; Arte de amar con el Aminta del Tasso, un tomo 10; Llorente, historia crítica de la Inquisición, 8 tomos 80; Viajes de Wanton, 4 tomos 20.

TABERNA (en Cañizares, 6)

En el mismo diario del 13 de Enero de 1838 se decía en otro anuncio:

...En el almacen de vinos, calle del Arenal, núm. 9, y taberna situada en la calle de Cañizares, núm. 6, ambos establecimientos de un mismo dueño, se venden los vinos de superior calidad a los precios siguientes: lejítimo de Valdepeñas á 38 rs., ...

Se ha abierto un almacén de vino en la calle de Cañizares núm. 6, frente á S. Sebastian , donde se despacha este por el propio cosechero á 30 rs. la arroba del de la Mancha alta , y el de Valdepeñas á 36, puesto en casa de los consumidores.

  • Extraños fenómenos en casa vecina en Cañizares, 6

https://labitacoradelmiedo.wordpress.com/2013/01/13/los-fantasmas-del-antiguo-palacete-de-la-calle-canizares-madrid/

http://www.losviajeros.com/Tips.php?p=1382

https://www.idealista.com/news/vacacional/hoteles-con-encanto/2012/10/30/533051-se-vende-hotel-con-fantasmas-en-el-centro-de-madrid-video

http://maracolasamor.blogspot.com.es/2012/10/misterios-de-madrid-canizares-6.html

http://www.cadizdirecto.com/los-fantasmas-del-hostel-cats-de-la-calle-canizares-de-madrid/



PARROQUIA DEL SANTO CRISTO DEL OLIVAR

Se encuentra en el nº 4 de la calle Cañizares. En este mismo lugar estuvo el antiguo Oratorio del Cristo del Olivar de la Congregación de Esclavos del Santísimo Sacramento. Fue construido en 1647. La fachada fue posteriormente rehecha por Juan Bautista Peyronnet en el año 1853.

Se derribó en 1910 y se proyectó ese mismo año el nuevo Oratorio, que es el que vemos en la actualidad y es obra de  Enrique Mª Repullés

http://www.espormadrid.es/2016/02/restaurado-el-organo-de-la-iglesia-del.html

http://www.parroquiaolivar.com/

http://www.parroquiaolivar.com/index.php/quienes

https://es.wikipedia.org/wiki/Oratorio_del_Olivar

http://monumentamadrid.es/AM_Edificios4/AM_Edificios4_WEB/index.htm#ingra:inmana.04124

http://212.145.146.10/biblioteca/fondos/ingra2014/index.htm#inm.F1.245

https://es.wikipedia.org/wiki/Ermita_del_Cristo_de_la_Oliva

https://es.wikipedia.org/wiki/Calle_del_Olivar

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/03/21/madrid/1426957631_677574.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario